HABLEMOS DE ACOSO TELEFÓNICO DE EMPRESAS DE RECOBRO





Espero que si lees esto no hayas estado nunca en esta situación.


Este artículo no pretende entrar en cuestionar si las deudas reclamadas son correctas o no.Ni ir contra las empresas de recobro ni sus empleados que las hay de todas clases y cataduras morales. Desde los que realmente buscan una solución respetando el derecho y la intimidad de las personas hasta los acosadores telefónicos. Cada caso es un mundo.

Lo que se pretende es dar una aproximación a los límites que existen cuando se reclaman deudas por parte de dichas empresas e informar por poco que sea de los derechos que tienen los deudores.

¿Pero que es una empresa de recobro?. En pocas palabras son empresas que se hacen cargo de reclamar las deudas de otras empresas a cambio de un porcentaje. Estas empresas , al menos algunas de ellas , asignan una cantidad determinada de deudas a sus respectivos trabajadores como si fueran carteras de "clientes" . Y es el trato que cada empleado da a su cartera para poder cobrar esas deudas con independencia muchas veces de la "política" de la empresa pero no exenta de responsabilidad lo que puede dar lugar al acoso telefónico.

Quiero destacar antes otro aspecto fundamental. Casi la totalidad de las empresas de recobro no se preocupan ni lo más mínimo si la deuda es justa o no cuando estas no son de importe de suficiente entidad.No les interesa lo que les puedas argumentar y tampoco les importa que les mandes documentalmente pruebas más que suficientes para demostrar que la deuda es inexistente, está pagada o incluso que es la empresa la que debe dinero y no al revés. Este último caso lo he podido comprobar con un conocido.




Por tanto cualquier tipo de argumentación, discusión que no sea cómo pagas es tiempo malgastado e irá directamente a la basura en la mayoría de los casos. 



Y si te dicen eso de "Si no procede a pagar le interpondremos una demanda", "Será embargado", "Le inscribiremos en el fichero de mororsos", etc... ni caso. Son técnicas de "miedo" que no tienen más efectividad que la que uno quiera que le de ese "miedo".Y esto es  básicamente por tres motivos:



1-La empresa original cede la deuda y no ha iniciado ningún procedimiento judicial ya que les puede costar más esa reclamación  que la propia deuda y sin garantías de poder cobrarla.E incluso perder el juicio si este se produjera.

2-Las deudas de importe bajo las suelen dar por perdidas y por eso se las remiten a las empresas de recobro y estas por los motivos que he dicho anteriormente usan la presunta "intimidación " telefónica para cobrar algo.Así que la empresa de recobro, que suele tener muchísima menos información y sólo de parte , tienen más complicado el reclamar la deuda que no sea mediante el "susto" de demandas judiciales y otras "advertencias".

3-En España desde el punto de vista legal es el acreedor quién tiene no sólo demostrar que le deben dinero , sino que además ha de hacerlo de acuerdo a la legalidad vigente y dentro de esa legalidad está no vulnerar la Ley de Protección de Datos.

¿Pero qué limites existen para reclamar la deuda por teléfono?. 

1-Uno de ellos es que NO PUEDEN DIFUNDIR tus datos personales. Así que no pueden llamar a familiares o amigos tuyos para comunicarles que debes dinero o cualquier dato parecido. Es ilegal y pueden costarles una buena multa a la empresa que use esos medios.

2-Sólo pueden advertirte que te incluirán en los ficheros de situación patrimonial , lo que popularmente es conocido como "fichero de morosos", siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos que establece el reglamente de la  Ley Orgánica de Protección de Datos y que te dejo en el siguiente enlace. Atención al artículo 38 y siguientes.  Reglamento de la Ley de Protección de Datos

3-La "insistencia" de las llamadas, su duración, periodicidad , horas a las que se realizan dichas llamadas y el contenido de las mismas puede ser constitutivos de delito de coacciones y/o amenazas.

Pero como siempre ocurre todas estas actuaciones se han de demostrar y por tanto el acosado telefónicamente ha de grabar las llamadas, recopilar datos . y si sus amigos o familiares han sido llamados para comunicarles que debía dinero  intentar que estos declaren esos hechos en comisaría o que firmen declaraciones juradas conforme han recibido esas llamadas comunicando la situación patrimonial o las deudas del presunto deudor. Hay que armarse previamente para poder interponer una denuncia o  demanda judicial  y que esta  tenga visos de prosperar.

Ahora como yo soy de los que prefieren prevenir aconsejé a un conocido, que encima les debía la empresa  dinero y no al revés, una técnica muy simple. La empresa de recobro primero pregunta por el deudor.Antes de contestar preguntamos nosotros de parte de quién. Entonces te dirán , de forma muy rápida , el nombre de la empresa de recobro. Si te han llamado más de una vez ya sabrás que empresa es así que sólo basta decirle que esa persona ya no vive allí.

Y como  por ley tienen prohibido informar de deudas a terceras personas y no pueden constatar que es el deudor quién ha respondido es casi seguro  que ese número de teléfono lo tachen de su lista. Evidentemente no hay que dar ningún dato más.

De acuerdo, el bloquear ese número de  teléfono también es otra opción.Pero tendrás que hacerlo con todos los números diferentes de donde te llamen .


Como digo es sólo una aproximación . Pero si deseas más información o crees que alguien le pueda interesar el tema compártelo. 



Pregunta las dudas que tengas y entre todos las intentaremos resolver.


Un saludo y se feliz.